Efectos de la importación de alimentos sobre la producción campesina-indígena

importacion alimentos

El presente documento busca identificar las consecuencias de las importaciones de alimentos en el sistema alimentario nacional y, sobre todo, sus implicaciones para la producción campesina e indígena.

 

Las políticas del nuevo gobierno (2006 en adelante) tenían relación con la soberanía alimentaria. El Estado se planteó la implementación de una serie de disposiciones legales e instrumentos para la producción
agrícola familiar campesina, la creación de empresas estatales de alimentos para abastecer el mercado interno, las políticas de prioridad para el mercado interno antes que los mercados de exportación, las subvenciones, programas/ fondos de apoyo a la producción interna, el control de precios y otras intervenciones directas del Estado.

 

En un primer momento el Gobierno promulgó una serie de leyes1 y reglamentaciones que claramente favorecían al sector de los pueblos indígenas y los pequeños productores campesinos. En un segundo momento (desde el 2010 hasta la fecha), surge un conjunto de fuerzas sociales –los agroempresarios del oriente, las empresas importadoras de insumos y alimentos, los productores campesinos capitalistas del oriente– que interactuan con el Estado incidiendo significativamente en las políticas agroalimentarias. Esta influencia se traduce en la ampliación de los cultivos transgénicos prohibidos por la CPE, el fomento del uso de agroquímicos y sobre todo los nuevos Acuerdos Comerciales con diferentes países para ampliar las exportaciones agropecuarias (quinua, carne vacuna y porcina, soya transgénica entre otros) y, paralelamente, la apertura irrestricta de las fronteras para  las importaciones de toda clase de alimentos procesados y de consumo directo, de materias primas para la industria manufacturera de alimentos e insumos agroquímicos, provenientes de todas partes del mundo.

 

Esta nueva política de apertura comercial entra en contradicción con los postulados iniciales de las políticas gubernamentales de Soberanía Alimentaria, Vivir Bien, Cuidado de la Madre Tierra, apoyo a la producción ecológica y otros planteamientos contenidos en las diversas leyes e inclusive en la nueva Constitución Política del Estado (2009) y tiene una serie de repercusiones en la agricultura familiar campesina e indígena.


En este marco general, en un primer acápite, se examinan las importaciones de alimentos, los grupos de alimentos importados y las principales tendencias. Posteriormente identificamos las consecuencias de las importaciones en la producción nacional, en el consumo, en la industria y otros, para finalmente examinar las importaciones y su incidencia en la producción campesina-indígena. Los últimos acápites hacen referencia a algunas conclusiones y recomendaciones de políticas públicas.