Fundación TIERRA recibe distinciones

reconocimiento2017

 

 

La Fundación TIERRA, Oficina Regional Valles, ha recibido en los últimos días dos reconocimientos por parte de instituciones del Estado boliviano por el trabajo permanente a favor de las comunidades indígenas, originarias y campesinas de Chuquisaca y Potosí.

 

En esas distinciones, el Órgano Legislativo y la Asamblea Legislativa Departamental de Chuquisaca resaltan el valor de la labor realizada por TIERRA. Estos reconocimientos implican la renovación del compromiso de la Fundación con las comunidades rurales, explicó la directora de Regional Valles, Carmen Gonzales.

 

La primera distinción fue otorgada por el Órgano Legislativo del Estado Plurinacional de Bolivia a través de la Resolución Nº 16/2017, destacando el trabajo de TIERRA por su “…contribución al desarrollo rural sostenible de la población indígena originaria campesina además de impulsar el acceso equitativo de la tierra y su aporte a la investigación en temas agrarios y rurales”. La distinción fue conferida en un acto público en la ciudad de Sucre el 16 de mayo, en el marco de la celebración de los 208 años del primer grito libertario de América Latina.

 

Por su parte, la Asamblea Legislativa Departamental de Chuquisaca ha otorgado el 29 de mayo una distinción por los 25 años de labor continua en las comunidades realizando “…servicios meritorios que han contribuido a la sociedad chuquisaqueña en su conjunto”.

 

En referencia a la importancia de las distinciones, Gonzales afirma: “Esto significa una renovación de compromiso para seguir luchando por nuestros ideales sin perder la mística que ha delineado nuestro paso por la Fundación TIERRA. Una lucha desde la razón, la persuasión y el reclamo inteligente en favor de las comunidades”, afirmó.

 

El trabajo de TIERRA

 

La oficina Regional Valles de la Fundación TIERRA funciona en la ciudad de Sucre desde hace 1999 y trabaja con la población de las comunidades y municipios deprimidos de Chuquisaca y Potosí en diversos proyectos sociales. Estos se pueden agrupar en tres grandes campos de acción: i) documentación  para el ejercicio de ciudadanía y acceso a la tierra, ii) formación para el ejercicio pleno de sus derechos individuales y colectivos y iii) saneamiento interno y resolución de conflictos por la tierra, tomando como base los usos y costumbres de las comunidades.

 

Estos campos de acción se tradujeron en una gestoría jurídica para la regularización de documentos personales y de propiedad agraria con más de 50.000 beneficiados directos, en el asesoramiento técnico para el saneamiento interno de tierras, atendiendo a 125 comunidades en agilizar el saneamiento legal. También se trabajó en la resolución de conflictos por la tierra a través de audiencias de conciliación,  se desarrolló distintas campañas de documentación personal para la regularización de certificados de nacimiento, matrimonio y defunción, habiendo logrado atender más de 100 mil casos en estos años. Además se realizaron exitosamente varias campañas de matrimonios colectivos. Por otra parte, una gran cantidad de eventos de capacitación beneficiaron a las familias de las comunidades. La comunicación también jugó un gran papel puesto que se hicieron 1.037 programas de radio y 75 cabildos radiales.

 

El trabajo desplegado por técnicos y profesionales de TIERRA llegó a los municipios chuquisaqueños de Tarabuco, Icla, Presto, Zudañez, Tomina, Padilla, Sopachuy, Mojocoya, Tarvita y Azurduy. En Potosí, llegaron a Ravelo, Puna, Betanzos y Chaqui.

 

Instituciones y personalidades representativas de Chuquisaca también fueron distinguidas por este reconocimiento: la Universidad Mayor San Francisco Xavier, la Federación Única de Trabajadores de Pueblos Originarios de Chuquisaca (FUTPOCH), la Federación Única de Mujeres Trabajadoras de Pueblos Originarios de Chuquisaca "Bartolinas Sisa" (FUTMPOCH-BS), entre otras.

 

Fundación TIERRA es una organización no gubernamental boliviana sin fines de lucro. Busca ideas y propuestas para el desarrollo rural sostenible de la población indígena, originaria y campesina. Impulsa el acceso equitativo y el uso sostenible de los recursos naturales, especialmente de la tierra y el territorio. Trabaja en Bolivia desde hace 26 años con una oficina nacional en La Paz y oficinas regionales en Santa Cruz, Sucre y La Paz.