“Ciclos de vida” un documental para cerrar 40 años de cooperación de Trocaire

El 16 de agosto, después de 40 años de presencia en Bolivia, la Agencia Católica Irlandesa para el Desarrollo (Trocaire) cerró sus actividades en un acto público en el que sus principales ejecutivos compartieron con sus contrapartes bolivianas e hicieron una evaluación del trabajo realizado.

En la ocasión la Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (Unitas) presentó el documental "Ciclos de vida: La cooperación solidaria de Trocaire en Bolivia" que narra un período de la historia boliviana en el cual se involucró la mencionada institución de cooperación.

El acto fue invadido por la emotividad con las palabras de la presidente de la "Red municipal de mujeres mineras del municipio de Atocha Domitila Chungara", Marina Coro, quien después de agradecer la cooperación de Trocaire, con voz entrecortada afirmó: "Siento que la red para mi personalmente, es como un niño que está dando los primeros pasos y con la salida (de Trocaire), el niño que está dando sus primeros pasos se está quedando huérfano de padre y madre, lo siento así".

El vídeo, en el que también aparece Coro, hace una revisión rápida de las luchas sociales bolivianas desde la época de la dictadura. También repasa el proceso democrático, desde su vigencia en 1982 hasta la ascensión del presidente Evo Morales.

El narrador afirma en el documental que las "condiciones socioeconómicas y políticas del país y la capacidad organizativa de comunidades indígena campesinas, mujeres, trabajadores, colectivos urbano populares y otros sectores que impulsaron el reconocimiento del Estado plurinacional, justificaron un apoyo importante de Trocaire en Bolivia". En los últimos seis años Trocaire consolida su presencia a través de los programas Medios de vida sostenibles y Gobernabilidad y Derechos Humanos.

Según información del vídeo, los logros del programa Medios de vida sostenibles se concretan en dos niveles: En la mejora de los sistemas productivos con la incorporación y mejora de los medios materiales y naturales como sistemas de agua, disponibilidad de semillas y otros; y por otro lado la incorporación de conocimientos adquiridos mediante la práctica, además de la diversificación e incremento de producción agropecuaria.

En cuanto al programa Gobernabilidad y Derechos Humanos, el documental muestra una serie de testimonios de mujeres que luchan contra la discriminación y la violencia masculina, cada una en sus contextos particulares: "En Bolivia la pobreza tiene rostro de mujer y más si es indígena y de escasos recursos", afirma el narrador.

Una de las primeras escenas de esta parte muestra a dos mujeres trabajando en un estrecho y oscuro socavón de una mina en Siglo XX. Eulogia Villca: "Por qué trabaja una mujer así. Por mantener a sus hijos, por darles su educación".

Después se ve otros testimonios:

Delia García de Mina Chorolque: "En nuestra casa también tenemos que ver nuestros deberes, en nuestro hogar, por ejemplo tenemos nuestros hijitos que tenemos que mandar a la escuela. Llegamos de la mina, llegamos a cocinar, llegamos a recoger la ropa de las wawas, también tenemos que ver cómo están en sus estudios y muchas cosas que nunca se acaban de nosotros. Nosotras somos viudas, somos para nuestros hijos papá y mamá".

Marina Coro Chipana de Mina Ánimas: "Queremos avanzar y para erradicar la violencia que existe en nuestro municipio. También lograr el desarrollo humano de las mujeres y sus familias, tanto en el ámbito económico, productivo, social, cultural y deportivo también, y por qué no decirlo en lo democrático. Formar líderes para que participen. Que de esta red salgan las mujeres líderes y hagan una buena representación. Participen en cargos jerárquicos".

Ana Alicia Layme del municipio de Ayata, es una indígena que se formó como profesional: "Aquí sigue ese machismo. Hay algunas autoridades que dicen que ninguna mujer nos va a gobernar, ninguna mujer nos va a mandar. Eso es muy lamentable para nosotros".

Nuevamente Delia García de Mina Chorolque: "Ya es hora de que podamos hablar las mujeres, porque siempre en una asamblea, siempre los varones hablan y las mujeres bien calladitas, pero ya es hora, ya es hora".

Teodocia Córdova de Mina Chorolque: "Siempre cuando las mujeres quieren hablar o levantan la mano, los hombres siempre tienen que estar silbando, no sé, ahí nomás nos apagan".

El vídeo cierra con las palabras del narrador: "Los procesos emprendidos por Trocaire cierran su ciclo de vida, abren puertas para iniciar nuevos procesos y continúan su paso para generar más vida".