Aclararan que el error de conteo manual es diferente a la omisión en la cobertura censal

Ante la explicación gubernamental sobre el origen de la diferencia entre los resultados preliminares y los finales del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012 (CNPV), el grupo La ruta del Censo aclara que no es lo mismo el error de conteo manual que la omisión en la cobertura. La posible confusión entre ambos procesos se origina en la versión ofrecida por el despacho de Planificación, según el cual la diferencia entre ambos datos responde a un "error de suma de la población mediante tabulación manual".

A través de un pronunciamiento público, las instituciones que forman parte de La ruta del Censo, entre las que se cuentan dos universidades estatales, explican que inmediatamente después de un censo de población se debe aplicar una encuesta de cobertura con el propósito de "conocer el error de cobertura del mismo".

Los integrantes de este grupo consideran que sin una encuesta no se podrá calibrar la calidad del censo. "Debido a que el INE no hizo esta encuesta de cobertura, no se conocerá este parámetro esencial para calibrar la calidad del censo actual".

Según estas instituciones especializadas, la diferencia de 362.659 mil habitantes (3,5%) entre los resultados preliminares y los finales, "es muy superior" a la que se registró en los censos de población precedentes. En el Censo de 1992 hubo una diferencia de 76.396 habitantes lo que representó el 1.5% en relación con los resultados finales. En el Censo 2001 el porcentaje de diferencia fue mucho menor, apenas llegó al 0,07%. En valores absolutos se trataba de 5.589 habitantes.

Las instituciones reunidas en este grupo afirman que la diferencia de 3,5% entre resultados preliminares y finales del Censo, "es el reflejo y resultado de las dificultades técnicas e improvisación por las que atravesó el proceso censal". Consideran que "El incumplimiento sistemático de la rigurosidad técnica que debe seguir un Censo y de las recomendaciones internacionales, afecta a la credibilidad de los resultados del Censo y a la imagen del INE, y pone en duda la calidad de la información e investigación, y se genera incertidumbre en la distribución de escaños de asambleísta nacionales, departamentales y concejales municipales, además del Pacto Fiscal".

Ante esa realidad, los integrantes de este grupo interinstitucional aclaran que advirtieron en forma permanente al INE, al que hicieron llegar "sugerencias, propuestas y recomendaciones técnicas en varias oportunidades a fin de mejorar el proceso".

Una de las sugerencias del grupo es la urgente institucionalización del INE, "a fin de garantizar su rol como instancia técnica, independiente e imparcial en la labor de generar estadísticas oficiales en Bolivia". Según los especialistas esto se puede lograr a partir de la aprobación de una nueva Ley del Sistema Nacional de Información Estadística.

¿Cómo se puede llegar a datos definitivos más confiables? La ruta del Censo propone varias recomendaciones, entre ellas considerar como preliminares a los datos presentados el 31 de julio. Seguidamente plantean "Procesar, sin presión ni injerencia alguna y con los tiempos técnicos requeridos, los indicadores de cobertura y calidad, para validar la información y contar con nuevos resultados definitivos y confiables".

Sin embargo, esto pasa primero por "Revisar los resultados difundidos, estableciendo los errores cometidos en el almacenamiento, manipulación y procesamiento de las boletas censales".

Como parte de este paquete también se propone que el INE haga un conteo poblacional entre censos en los años terminados en cinco. De esta manera, el primer conteo se haría el año 2015, con ello se podría "superar el impase (...) por las deficiencias en la ejecución del CNPV 2012", según La ruta del Censo.

Además, los especialistas recomiendan armonizar los datos de población presentados por el INE. "Las proyecciones de población, los datos de población de la encuesta de hogares 2011 y los datos censales del año 2012 no guardan relación", afirman en el pronunciamiento.

Cartografía concluida andes del Censo Agropecuario

El grupo reitera una recomendación que hizo varias veces al INE en el proceso precensal: "Concluir debidamente la actualización cartográfica (...) antes de llevar a cabo el Censo Nacional Agropecuario".

El INE comenzó a principios de junio un operativo denominado "Censo experimental agrupecuario" y a finales de julio comenzó a reclutar personal para realizar el Censo Nacional Agropecuario entre septiembre y octubre de 2013.