La propuesta de Carta Orgánica de San Ignacio de Velasco es fruto del diálogo democrático de todos los sectores

san-ignacio

 

Después de un largo proceso de participación, diálogo y concertación entre diferentes actores públicos y privados, políticos y sociales, del municipio de San Ignacio de Velasco, este año se logró aprobar una propuesta de Carta Orgánica Municipal (COM), que fue trabajada de forma participativa y aprobada por consenso entre los diferentes sectores presentes en el municipio.

 

La Oficina Regional Oriente de la Fundación TIERRA ha establecido un proceso de diálogo democrático alrededor de la formulación de la COM en San Ignacio de Velasco, a través del Servicio Civil para la Paz (SPC) de la cooperación alemana GIZ. Esto se ha convertido en el aspecto que garantiza un enfoque sistémico de toda la problemática que tiene ese municipio, enmarcada en las competencias que tiene el Gobierno Autónomo Municipal. En este proceso, han estado presentes varios aspectos relacionados con los temas complejos que ocupan a la población.

 

La COM ha recogido varias propuestas novedosas cuya implementación modificara la vida institucional, social y económica del Municipio de ignaciano. Una de ellas, que es fundamental para la vida política e institucional del municipio, es la inclusión de dos concejales indígenas dentro del Concejo Municipal, elegidos por usos y costumbres, lo que garantiza una presencia permanente de indígenas representando los intereses de su pueblo en la instancia deliberativa y legislativa de esa jurisdicción municipal.

 

Los avances para resolver los conflictos en San Ignacio de Velasco, a partir de un proceso reflexivo donde los intereses diversos de los actores están siendo resueltos de una manera no conflictiva (por ejemplo, la relación entre las comunidades nuevas de población migrante y las comunidades de indígenas); así como la capacidad de escuchar “al otro”, se ha desarrollado notablemente a partir del proceso de Diálogo Democrático porque contaba con una metodología que lo permitió y potenció.

 

En definitiva todos estos avances logrados a nivel de la inclusión, el compromiso colectivo, el cambio en las relaciones y actitudes entre los actores, deben estar garantizados con la solución a largo plazo de los complejos problemas que se han trabajado.