La agenda campesina e indígena plantea temas recurrentes y fiscalización al Estado

mesa dialogo

Después de su participación en los tres módulos de las escuelas de formación y seis mesas de diálogo, un promedio de 40 líderes y lideresas indígenas y campesinos de todo el país, han formulado una agenda reivindicativa del sector con temas recurrentes. En segundo término plantea fiscalizar las acciones del Estado boliviano respecto de los procesos de saneamiento y redistribución de tierras.

Representantes campesinos e indígenas formularon los principales temas reivindicativos, con base en cinco áreas de preocupación y trabajo: Tierra y territorio, Predios mayores a 5.000 hectáreas, Biotecnología, Producción e Inversión pública. Esto sucedió en el marco del proyecto “Mejora de la Gobernanza de la tierra en comunidades rurales e indígenas de Bolivia y Perú” que cuenta con el apoyo de WeltHungerHilfe.

Entre junio y agosto pasados se desarrollaron seis mesas de diálogo en La Paz, Sucre y Santa Cruz, además de un encuentro de profesionales en Cochabamba.

En esos eventos surgieron varios temas que formaban parte de las reivindicaciones sectoriales desde hace muchos años. Muchos de ellos, incluso, cuentan con una norma (ley, decretos y otras disposiciones) destinada a la atención de esa demanda o necesidad específica. Por qué, entonces, se presentaron como necesidades o demandas actuales no atendidas que deberían ser parte de la agenda sectorial. En las mesas de diálogo la percepción generalizada de los participantes fue que estos mecanismos y procedimientos no existen y tienen esa percepción porque no se aplicaron.

Por otra parte, los participantes volvieron a insistir en fiscalizar las acciones del Estado por el saneamiento y redistribución de tierras. Propusieron la verificación el cumplimiento de la Función Económico Social en grandes y medianas propiedades. También exigen realizar auditoría a los resultados del saneamiento del INRA, ABT y DDRR, a fin de realizar ajustes, y verificar si las grandes propiedades benefician a familias o a empresas capitalistas (si contratan mano de obra).

La agenda propuesta

Presentamos los principales puntos de la agenda por áreas de trabajo

Tierra y territorio

Concluir el proceso de saneamiento, Verificar el cumplimiento de la FES en grandes y medianas propiedades, Las tierras fiscales identificadas o revertidas durante el proceso de saneamiento dentro las áreas de TCO, sean dotadas a favor de esa TCO (indígenas), Dotación de tierras fiscales para mujeres y jóvenes; dejar de pensar la dotación sobre la base de unidad familiar y como titular en el jefe de familia.

Predios mayores a 5.000 hectáreas

La adjudicación y titulación de la propiedad, en predios de 5.000 ha o de mayor superficie, debe ser al conjunto familiar y no así a personas individuales, para evitar acumulación de tierras. Aplicar la verificación del cumplimiento de la FES a grandes propiedades privadas. Crear una instancia y/o mecanismo para el cumplimiento de la CPE. Impulsar procesos de reversión de tierras por incumplimiento de FES, para recuperar el verdadero sentido de la ley. Verificar si las grandes propiedades benefician a familias o a empresas capitalistas (si contratan mano de obra). Realizar auditoría a los resultados del saneamiento del INRA, ABT y DDRR, a fin de realizar ajustes.

Biotecnología

Regulación del ingreso de agro tóxicos y del ingreso y control de transgénicos. Introducir tecnología (semillas, maquinaria) para la producción intensiva y mejoramiento de suelos.

Producción

Protección de precios y garantía de mercados para los productos de comunidades indígenas y campesinas. Desburocratizar las políticas de crédito y ampliar su flexibilidad en las condiciones para pequeños productores.

Inversión pública

Modificar e incrementar la asignación presupuestaria municipal para destinar 10%, 30% o 50% de inversión en proyectos que fortalezcan la producción agropecuaria. Fijar una asignación fija (exclusiva) en el POA municipal para este rubro, como se hace con educación, salud, etc.

Temas nuevos

Se propusieron, sin embargo, los que pueden considerarse temas nuevos para la agenda sectorial. Entre ellos:

Impulsar, al interior de territorios indígena originario campesinos (TIOC), un proceso de saneamiento para el ordenamiento de la propiedad individual según el tipo de organización. También, socializar los procedimientos aplicados para el catastro rural, en cuanto a: aranceles, registro en el catastro, regularización, subsanaciones, transferencias. Además, socializar la base de cálculo para la transferencia de predios, según el tipo de propiedad (predios pequeños e improductivos). En el ámbito de formación de capacidades, incorporar a las universidades para que desarrollen ciencia, tecnología, nuevas especies. En el campo legal, promover la formulación de una ley de tierra y territorio (donde se contemple una nueva unidad especializada de acompañamiento para TIOC, unidad de análisis y estudio de uso de suelos). En el mismo ámbito, resolver vacíos legales existentes sobre: minifundio, arrendamiento, herencia. Y finalmente una propuesta que desafía la tradición es la dotación de tierras fiscales para mujeres y jóvenes; dejar de pensar la dotación sobre la base de unidad familiar y como titular en el jefe de familia.