Los campesinos ya no son principales proveedores de alimentos

campesino-norte-la-paz

 

En la antesala de la cumbre agropecuaria “Bolivia productiva” compartimos una sucinta mirada de contexto sobre la situación de los campesinos en el país que son actores económicos, sociales y políticos en el ámbito de la producción de alimentos.

 

Como resultado de las trasformaciones en la agricultura familiar de base campesina ocurridas en la última década en Bolivia, los campesinos ya no son principales proveedores de alimentos, según los hallazgos de las investigaciones desarrolladas por Fundación TIERRA con el apoyo del IDRC y otros estudios sobre la economía campesina y agricultores familiares. Ese rol ha sido conquistado por la empresa agroindustrial del oriente boliviano, gracias a políticas públicas de subsidios, exenciones impositivas, un contexto macroeconómico favorable, su articulación con la agro-empresa transnacional y a su propia capacidad de emprendimiento. La mayoría de los alimentos que consumen los campesinos, agricultores familiares e indígenas, ahora provienen de la agroindustria.

 

Agricultores especializados

 

En los últimos treinta años una buena parte de los campesinos se han especializado y ahora son agricultores familiares que producen alimentos para el mercado, especialmente doméstico, aunque también para el mercado exterior (quinueros, horticultores, fruticultores, cafetaleros, cacaoteros, ganaderos, lecheros…). Al especializarse, generar rentas y acumular, han cambiado su naturaleza de clase y ahora se auto identifican más como “productores”.

 

Productores de commodities o mercancías

 

Otro grupo importante de agricultores familiares (soyeros y cocaleros) se ha volcado a la producción de commodities para el mercado internacional y de alguna manera forman parte del agro-negocio, aunque en situación subordinada al capital y a las empresas transnacionales. Muchos lo hacen afectando negativamente su medio ambiente y sobre explotando sus recursos naturales. En algunos casos practican lo que se llama agricultura por contrato pero sin suficiente poder de negociación para definir precios, financiamientos y mercados. Muchas veces explotan a otros campesinos de su entorno bajo relaciones asimétricas entre campesinos ricos y campesinos pobres.

 

Los agricultores indígenas de las TCO de tierras bajas

 

Los pueblos indígenas de las tierras bajas y amazonia que habiendo sido hasta hace poco recolectores, cazadores y pescadores trashumantes, hoy se están estableciendo en los márgenes de los territorios que han conseguido que el Estado titule en su favor, todavía no han logrado consolidar verdaderos programas de gestión territorial indígena porque no hay políticas públicas para esos programas y porque ante necesidades apremiantes de subsistencia, muchos indígenas se ven obligados a vender su fuerza de trabajo como jornaleros o explotar de manera no sostenible algunos de sus recursos naturales, como la madera, por ejemplo.