Viceministerio del consumidor: El etiquetado es una precaución

control-omg-viceministerio

 

El Gobierno elaboró un reglamento para etiquetar los alimentos que contengan ‘transgénicos’, para posibilitar que los consumidores ejerzan su derecho a la libre elección al momento de adquirirlos. El Viceministerio de Defensa de los Derechos del Consumidor participará activamente en la implementación de esta disposición. Esta la posición de su titular Guillermo Mendoza.

 

¿Cuál es el objeto de dicha norma?


Este reglamento viene del Decreto 2452, de etiquetado de alimentos y productos destinados al consumo humano que deriven de organismos genéticamente modificados (OGM). Nace por una disposición del Gobierno, de establecer medidas de precaución ante la polémica de si el transgénico es negativo o positivo para la salud. Su objeto es establecer los requisitos técnicos para el etiquetado de los alimentos y productos destinados al consumo humano, de manera directa o indirecta, que contengan OGM, con la finalidad de garantizar el derecho a la información de las y los consumidores. Esto no significa prohibición. Los OGM están en nuestro mercado, van a estar y posiblemente con mayores posibilidades de distinción. Por lo tanto, es necesario que el Estado tenga sistemas de control y vigilancia.

 

¿Los empresarios dicen que es discriminar un producto por un etiquetado?


Hemos escuchado esa postura, me parece un exceso de susceptibilidad. El ser humano y el usuario antepone su libertad de elección a la hora de adquirir un producto y de ninguna manera consideramos que tenga elementos de discriminación. El control y vigilancia de alimentos y productos objetos de este reglamento están a cargo del Ministerio de Desarrollo Rural a través del Senasag, el Ministerio de Salud a través de Unimed y el Ministerio de Justicia a través del Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario.


Las instituciones señaladas deben introducir en sus planes y programas, al menos una revisión por año del etiquetado de productos y en caso necesario deberán coordinar con otras instituciones competentes.


El símbolo que llevarían los alimentos transgénicos es un triángulo amarillo con borde negro. Como [en] los semáforos, es una precaución, una información para tomar la decisión. El texto interno debe decir “OGM” en letras mayúsculas en la parte central y “Organismo Genéticamente Modificado” en la parte inferior.


Debajo del triángulo debe ir otro texto que diga: “Este producto es, contiene o deriva de material genéticamente modificado”. Para los productos de origen animal deberá constar el siguiente complemento: “Este producto deriva de animales cuyo alimento contiene material genéticamente modificado”.

 

- El decreto 2452, del 15 de julio de 2015, instruye la obligatoriedad de que todo alimento genéticamente modificado debe llevar una etiqueta y símbolo de advertencia de que contiene transgénicos.


- La implementación de esta disposición será paulatina y concluirá en 2018. Actualmente se trabaja en una reglamentación con este fin.