Pronunciamiento de la 2da mesa de diálogo tierra, bosques y agua en la Chiquitania

pronunciamiento-chiquitania

La Organización Indígena Chiquitana OICH y las instancias de participación y control social de la regional chiquitania convocan por la afectación de los  recursos naturales y vulneración de los derechos del pueblo indígena originario chiquitano.

ANALIZANDO:

Que, la Organización Indígena Chiquitana OICH, representa a la Nación Chiquitana (que aglutina a Diez Centrales de comunidades Indígenas y a Dos Asociaciones de Cabildos indígenas) y las instancias de participación y control social de la regional chiquitania, reunidos en la 2da mesa de dialogo, denominada “Tierra bosque y agua en la Chiquitanía” convocada por la afectación de los  recursos naturales y vulneración de los derechos del pueblo indígena originario chiquitano.

Que, los incendios forestales están más de un mes, en diferentes municipios de la Chiquitania, sin que se pueda controlar, menos detener el fuego y los incendios, pese a los heroicos esfuerzos de bomberos forestales, comunarios, y voluntarios que llegan para apoyar las tareas de control del fuego.

Que, son más de 750.000 hectáreas incendiadas, bosques quemados, animales muertos, cultivos arrasados, más de 35 comunidades afectadas directamente, perdida toda su producción, animales domésticos y población humana que se debaten en las llamas de fuego, el humo, las cenizas, sin agua ni alimentos

Que, más allá de los efectos generados por los incendios debemos estar preparados para enfrentar escases de agua y alimentos, problemas salud, energía, viviendas, infraestructura productiva, etc.

Que, los incendios que enfrentamos no son desastres naturales, no han sido  originados por la naturaleza, sino que son consecuencias de actividad humana ocasionada por desmontes y quemas.

Que, las políticas del gobierno Nacional han venido impulsando la ampliación de frontera agrícola, con su agenda Patriótica Bolivia 2025, el perdonazo a los desmontes ilegales, a través de la Ley 137, la ampliación de desmontes de 5 a 20 hectáreas sin mayores tràmites ni requisitos a través de la Ley 741; la ampliación de la frontera agrícola para el etanol, con la Ley 1098; la autorización de ampliación de frontera agrícola para el uso de semillas transgénica resistente a la sequía, para el bio diésel; la autorización de desmonte y quema en las tierras de producción forestal permanente,  a través del DS., 3973, aprobado el 10 de julio de 2019.

Que, el Gobierno Nacional, a través del INRA, ha autorizado más de 1000 nuevos asentamientos como nuevas comunidades, en la chiquitania y que la ABT  ha autorizado los desmontes hasta 20 hectáreas por cada comunario, en Tierras de Producción Forestal Permanente, medidas que están generando la destrucción, quema de nuestros bosques y biodiversidad,  amenazando con la aniquilaciòn de nuestra cultura  e identidad chiquitana.

Que, las tierras de la chiquitanía son de vocación forestal, gran parte de ellas declaradas de producción forestal permanente por el PLUS. Las mismas que están siendo convertidas a tierras de producción agropecuaria, sin ningún proceso de consulta previa, libre e informada a los pueblos indígenas de la chiquitanía, ni consensos con los demás sectores sociales que habitan en la región. 

 POR TANTO, LA 2da MESA DE DIALOGO “TIERRA, BOSQUE Y AGUA EN LA CHIQUITANÍA” NOS PRONUNCIAMOS DEMANDANDO LO SIGUIENTE:

Primero: Que se declare estado de desastre nacional para permitir la movilización urgente de recursos y ayuda internacional de países vecinos con experiencia y medios para hacer frente a los incendios forestales en la chiquitania.

Segundo: Declarar la inmovilización del territorio chiquitano para promover su restauración efectiva y prohibir cualquier asentamiento o conversión a las actividades agropecuarias, por al menos 10 años.

Tercero: Exigimos al INRA la inmediata anulación de las resoluciones de nuevos asentamientos y dotación de tierras fiscales en la chiquitanía hasta que sean satisfechas las necesidades de tierra para las personas originarias del territorio.

Cuarto: Exigimos la aplicación estricta de la normativa internacional y nacional de la consulta previa libre e informada para toda medida de distribución de tierras, usos de suelos o extracción de recursos naturales en el territorio chiquitano.

Quinto: Que la ABT declare una pausa ecológica, suspendiendo las autorizaciones de desmontes y quemas en toda la región chiquitana, respetando los usos y prácticas tradicionales.

Sexto: Abrogar la Ley 741 de 2015 y el Decreto Supremo 3973, del 10 de julio de 2019, así como las normativas que hicieron posible la perforación del plan de uso de suelo del Departamento de Santa Cruz.

Séptimo: Exigimos a las autoridades del gobierno Nacional, Departamental y Municipal cumplan con la asistencia inmediata para las comunidades de la región que han sido afectadas por los incendios forestales

Octavo: Que las autoridades de gobierno Nacional, Departamental y Municipal asuman sus roles y competencias oportunas con planes y programas para la población chiquitana en general
Noveno: Exigimos a la gobernación departamental la realización de una auditoría ambiental que determine los daños ambientales generados por los incendios forestales, las causas, consecuencias e impactos.

Decimo: Llamamos a todas las comunidades y pueblo chiquitano en general a la unidad en la defensa de nuestra cultura e identidad, la defensa de nuestro territorio y sus recursos naturales.

Décimo primero: Pedimos a las organizaciones de la sociedad civil de Santa Cruz y de toda Bolivia apoyar la defensa de nuestros bosques, que son reservas de nuestros recursos naturales, la existencia de los pueblos indígenas, sus culturas y la defensa de la vida.

Décimo segundo: Exigimos al Gobernador del Departamento de Santa Cruz la convocatoria y el funcionamiento de la Comisión Agraria Departamental, de acuerdo a la normativa vigente.

Santa Cruz de la Sierra, en instalaciones de la casa Kolping a los 23 días del mes de agosto de 2019.

En constancia firmamos todos los presentes:


Imprimir