Implicaciones del acuerdo firmado entre la CAO y la CIDOB

Hoy la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) convocó a una conferencia de prensa para exhibirse ante las cámaras junto a tres dirigentes de la CIDOB. Firmaron un acuerdo donde los "Agrosaurios" prometen “prosperidad”, “seguridad alimentaria” y “transferencia tecnológica” para los indígenas de tierras bajas, además de garantizar el futuro y la educación de sus hijos.

Pero la realidad es otra. Para ilustrar, basta un ejemplo. Esta es la Comunidad Nuevo Paz de los Ayoreos. Son 4.709 hectáreas de tierra titulada, un territorio comunal hoy rodeado completamente por transgénicos y glifosato. No solo eso, casi toda la tierra comunal ha sido mercantilizada por productores soyeros. Deforestaron desde hace varios años y convirtieron lo que era bosque indígena en tierras de monocultivo. Hoy, los ayoreos viven arrinconados en pequeños núcleos, esperando algunos billetes de parte de los soyeros y sin libertad para caminar por el territorio usurpado.

El futuro que prometen tiene nombre: despojo y robo de la tierra.

comunidad indigena puesto paz

-Con datos de Fundación TIERRA


Imprimir