Más sobre TIERRA

Se triplica uso de agroquímicos en cultivos
El Día - Lunes, 24 Abril 2017
Señalan que malezas, insectos y demás enfermedades han desarrollado resistencia por la excesiva aplicación de agroquímicos. Leer más...
Denuncian que privados ocupan tierras fiscales
Página Siete - Jueves, 13 Abril 2017
La Fundación TIERRA denunció que parte de las tierras fiscales ya saneadas por el Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA) se encuentran en... Leer más...
La tierra dice “no”
Página Siete - Lunes, 30 Enero 2017
Nosotros, los habitantes de este país que alguna vez produjo más de 1.550 variedades de papa para el mundo y que ahora las importa del Perú. Este... Leer más...
Se deforesta cada año el equivalente a 204.000 canchas de fútbol
La Razón - Domingo, 29 Enero 2017
Informe. En16 años, de 2000 a 2015, se perdió 3,26 MM de hectáreas de bosque, según el Viceministerio de Medio Ambiente. Leer más...
Advierten que plata de AFP sólo ayudará a empresarios en mora
Página Siete - Viernes, 20 Enero 2017
Anapo asegura que los créditos que se canalicen no se dirigirán al pago de deudas. La mora de agropecuarios con casas comerciales asciende a $us... Leer más...
CAO: Productores no acceden a créditos en bancos por garantías
Página Siete - Viernes, 20 Enero 2017
Pequeños productores agropecuarios del oriente no acceden a créditos de la banca por falta de garantías, según indicó el vicepresidente de la... Leer más...
COB exige anular plan que dispone pensiones
Los Tiempos - Viernes, 20 Enero 2017
En ampliado nacional, la Central Obrera Boliviana (COB) resolvió ayer exigir al Gobierno dejar sin efecto, en un plazo de 72 horas, el compromiso... Leer más...

Beneficios de transgénicos en la agricultura en debate

Productores cruceños afirman que uso de semillas modificadas genéticamente ayudará a paliar los efectos de la sequía.

 

 
Mediante diversos foros y eventos, los productores agroindustriales  agrupados principalmente en la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) y la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) promueven  el uso de organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos en el país.
 
Sin embargo, al menos dos leyes y la Constitución Política del Estado  ponen un freno al cultivo, importación, producción y comercialización de este tipo de productos (excepto semilla de soya).
  
En un foro organizado por Anapo y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) el pasado 15 de noviembre, se contó con la presencia del investigador brasileño Francisco Aragão, miembro de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria, quien habló de la experiencia brasileña en el campo del uso de transgénicos en la agricultura.
 
 De acuerdo con Aragão la principal ventaja de los cultivos  OGM es que logra  aumentar la productividad de los campos, lo que  genera un uso más eficiente de las tierras de cultivo y su potencial resistencia a las sequías y plagas.
 
 "Si usáramos la tecnología de hace dos décadas, para obtener el rendimiento de hoy en día, usando transgénicos, tendríamos que utilizar 2,1 veces la tierra que actualmente ocupamos, además de más agua, más agroquímicos y fertilizantes”, explica.
 
Sin embargo, una investigación de  la  doctora en biotecnología Georgina Catacora, asesora de la Unidad de Coordinación del  Consejo Nacional Agropecuario de Producción Ecológica (UC-CNAPE) dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, revela  que no existe ninguna evidencia o registro científico  que pruebe una relación entre el uso de transgénicos y un aumento en la productividad en el país. "No existe registro oficial ni científico que pruebe que la productividad en el país haya aumentado gracias a los cultivos genéticamente modificados y sus paquetes tecnológicos”, precisa.
 
Similar criterio tiene  el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, para quien  el argumento de que el uso de semillas transgénicas aumenta la producción agrícola, disminuye el uso de pesticidas o reduce el uso de agua y tierras   es una falsa promesa.
 
"Un informe reciente de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos concluye que existe poca evidencia de que los cultivos transgénicos hayan supuesto un aumento de producción mayor que el observado en cultivos convencionales o tradicionales”, subraya.
 
Para el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, la opinión del público en este aspecto se ve nublada por la falta de conocimiento, o información mal intencionada que busca satanizar el uso de la biotecnología en el país, pese a que ya se emplea.
El uso de OGM en Bolivia puede abrir la puerta a un mayor desarrollo de la agricultura, debido al aumento de productividad de los cultivos, añadió.
 
Según datos del Ministerio de Desarrollo Rural, al menos el 70% de los alimentos en el mercado interno provienen de la agricultura familiar. El resto es atendido por la agroindustria, cuya producción en un 80% se va al exterior. En el sector agrícola nacional se registran 740 mil productores, de los cuales el 99% pertenecen a la agricultura familiar comunitaria.

  La Constitución  y dos leyes  limitan organismos modificados 
 
  Al menos dos leyes y la Constitución Política del Estado (CPE) limitan el uso de semillas transgénicas en el país.
 
 "La producción, importación y comercialización de transgénicos será regulada por ley”, dispone la  CPE en su artículo 409. 
 
Por otro lado la Ley 144 de  Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria, en su artículo 15, numeral 2 indica que "No se introducirán en el país paquetes tecnológicos agrícolas que involucren semillas genéticamente modificadas de especies de las que Bolivia es centro de origen o diversidad”. y en el siguiente numeral añade que cualquier producto que contenga transgénicos debe ser identificado por una etiqueta.
 
En el artículo 19,  numeral 5 también  complementa que   "Se establecerán disposiciones para el control de la producción, importación y comercialización de productos genéticamente modificados”.
 
 En la Ley 071 de la Madre Tierra, el tema es analizado en  tres numerales del artículo 24 y aclara que "Se debe desarrollar acciones de protección del patrimonio genético, prohibiendo la introducción de semillas genéticamente modificadas”.
 
También sostiene que se debe  tomar medidas para la eliminación gradual de los cultivos transgénicos existentes.  Y también  desarrollar capacidades legales y técnicas  para su detección

Estudio de New York Times no halla beneficios

Un amplio estudio del diario estadounidense New York Times llegó a la conclusión de que el uso de transgénicos no ha aumentado la productividad  ni ha reducido el uso de pesticidas en Estados Unidos (EEUU)  y Canadá en comparación con la situación que se registra en países europeos.
 
Su reporte señala que los defensores de este tipo de producción resaltaban que   los cultivos se hacían  inmunes a los efectos de los herbicidas y resistentes a varias plagas, y que generarían mayor  productividad y menor uso de pesticidas.
 
Sin embargo, datos de Naciones Unidas no reflejan que EEUU y Canadá tengan mayor productividad de alimentos por hectárea con respecto a Europa.
 
Mientras tanto, el uso de herbicidas  ha aumentado pese a que los principales cultivos como el maíz, la soya o el algodón son transgénicos. 
 
El estudio afirma  que EEUU marcha detrás del principal productor europeo, Francia, en la reducción del uso de herbicidas e insecticidas.
 
La United States Geological Survey expresó que después de dos décadas de introducirse en el país del norte los cultivos transgénicos, el uso de insecticidas y fungicidas se ha reducido en un tercio, pero el de herbicidas ha aumentado en un 21%. 
 
En Francia, sin  transgénicos, se  disminuyó  el uso de insecticidas y fungicidas en 65% y el de herbicidas, en 36%.
 
El estudio del diario establece que los productos transgénicos no producen  riesgos para la salud.

TIERRA
Calle Hermanos Manchego N° 2566 - Sopocachi
Teléfono: (591-2) 243 2263 / Fax:
(591-2) 211 1216
Oficinas regionales
La Paz  - Bolivia

Copyright © 2015

Siguenos en: