seminario
Septiembre 2012, Año 3 Nº 9             Periódico mensual para el área rural - EDICIÓN ESPECIAL
Portada               Editorial             Opinión              Autonomías             Entrevista              Testimonios             Cronología


Autonomías

La autonomía regional del Chaco avanza sin un marco legal aprobado

La Batalla de Villamontes acaecida entre enero y junio de 1935 en la guerra con Paraguay, fue un episodio trascendental en la conservación y defensa de los recursos hidrocarburíferos de Bolivia. Hoy los pobladores de este municipio proyectan construir la autonomía regional del Chaco con los ingresos provenientes de las regalías y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos, IDH.

Priorizar el desarrollo humano como la dotación de energía eléctrica, agua potable, educación y salud es uno de los desafíos de la autonomía regional del Chaco tarijeño.

a autonomía regional en el Chaco avanza sin un marco legal aprobado. Hasta la fecha, los municipios tarijeños que la componen no disponen de un estatuto autonómico reconocido, aún así sus representantes reciben recursos y eso les ha permitido ejecutar algunas tareas.

En el artículo 37 de la Ley de Autonomías, la autonomía regional se conforma por la voluntad de sus habitantes con el objetivo de planificar y gestionar el desarrollo integral, sin trascender los límites departamentales.

Sobre este último punto, el artículo 280 de la Constitución Política del Estado señala: “La región conformada por varios municipios o provincias con continuidad geográfica y sin trascender límites departamentales, que compartan cultura, lenguas, historia, economía y ecosistemas en cada departamento, se constituirá como un espacio de planificación y gestión”. Esta cláusula impidió conformar la autonomía regional del Chaco como querían los habitantes de tres departamentos; Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija.

En la Asamblea Constituyente (2006-2008) la demanda en favor de la autonomía regional ocupó parte de la agenda de debates. Regiones como el Chaco y la Amazonía, sur y norte del país respectivamente, temían que la autonomía departamental reprodujera el modelo centralista de la administración nacional, en desmedro de sus propios intereses.

Tras la promulgación de la CPE, los municipios tarijeños de Yacuiba, Villamontes y Caraparí, que corresponden al Chaco de ese departamento y que albergan las mayores reservas de gas natural de Bolivia, consiguieron iniciar el proceso de conformación de la autonomía regional. Por otro lado, algunos municipios chaqueños optaron por la autonomía indígena. Por ejemplo, Charagua (Santa Cruz) y Huacaya (Chuquisaca).

La autonomía regional del Gran Chaco de Tarija inició su implementación con la elección de los representantes a la Asamblea Regional en los comicios municipales y departamentales del 4 de abril de 2010; bajo el amparo de la  Ley Nº 02 del 5 de febrero de 2010 de convocatoria a estos comicios en esta región.

En esa jornada, los chaqueños eligieron a nueve autoridades: dos asambleístas por cada municipio y uno por cada pueblo indígena (Guaraní, Weenhayek y Tapieté), estos fueron electos según normas y procedimientos propios.

En ese mismo proceso eleccionario, los votantes seleccionaron a  los “ejecutivos seccionales de desarrollo” para cada municipio, según la disposición del artículo 64, V de la Ley Nº 4021 de Régimen Electoral Transitorio de 2009, que hace referencia a la elección de autoridades ejecutivas departamentales. Mientras no esté en vigencia el estatuto autonómico regional, estas autoridades están a cargo de administrar los recursos provenientes de la industria del gas, como las regalías y el IDH (Impuesto Directo a Hidrocarburos), en proyectos de desarrollo y en concurrencia con los gobiernos municipales.

En 2011, la Asamblea Regional elaboró el primer borrador de estatuto autonómico regional, que para que para que entre en vigencia falta ser revisado por el Tribunal Constitucional.

Las autoridades también elaboraron el Plan de Desarrollo Regional del Gran Chaco, documento que tiene el objetivo de orientar los gastos de los recursos económicos de la zona. Según Lourdes Córdova, responsable de la primera fase de la elaboración del Plan, ésta es una de las primeras tareas que coordinó la Asamblea Regional con los ejecutivos regionales, los municipios, el Ministerio de Autonomías y otras organizaciones sociales. El Plan tiene las siguientes líneas de trabajo: agua, energía eléctrica, salud, educación, pueblos indígenas y desarrollo productivo. 

Según Guido Cortez, director del Centro de Estudios Regionales de Tarija (CERDET) los ingresos provenientes de los recursos del gas, en 2011, alcanzaron a 115 millones de dólares. Este monto fue distribuido a Yacuiba, Villamontes y Caraparí. Cada municipio recibió la suma de 38,3 millones de dólares. Nuestros entrevistados hacen notar la enorme disparidad en la asignación de recursos en relación a la densidad poblacional. Según la proyección del INE, Yacuiba, en 2010 tenía 138 mil habitantes, y recibió la misma cantidad de dinero que Caraparí y Villamontes que tienen menor densidad poblacional: 10 mil y 27 mil habitantes respectivamente.

Tanto Guido Cortez como    Lourdes Córdova coinciden en que la autonomía regional del Gran Chaco, en términos de funcionamiento institucional aun está en construcción porque todavía no está aprobado el estatuto. Sin embargo, en los hechos esta autonomía ya funciona porque la población recibe recursos económicos y puede decidir cómo gastarlos.

Lourdes Córdova señala varios problemas que los actores de la autonomía regional deberán superar. Uno de ellos es la pugna por la sede del gobierno regional. El proyecto de estatuto propone como sede del órgano ejecutivo la ciudad de Villamontes, mientras que la localidad de Caraparí sería sede de la Asamblea Regional. Esta propuesta excluye a Yacuiba que tiene mayor densidad poblacional.

Otro problema es la priorización de las verdaderas necesidades en el plan de desarrollo, la tendencia es priorizar obras de infraestructura y “obras de cemento”, frente a problemas de desarrollo humano como la dotación de energía eléctrica, agua potable, educación y salud
.


Artículos relacionados:

- Diversos obstáculos impiden el avance de las AIOC en Bolivia

- Conozca los hitos de la autonomía indígena desde 2009

- Los requisitos y procedimientos traban la autonomía indígena

- El camino recorrido en el proceso de la autonomía indígena

- Los once municipios avanzan a pesar de las dificultades

- Municipios en conversión a la autonomía indígena

- La falta de acuerdos retrasa la conclusión de los estatutos autonómicos 

- La elección de autoridades será según normas y procedimientos propios

- Las autonomías indígenas por la vía territorial están bloqueadas

- La autonomía regional del Chaco avanza sin un marco legal aprobado

- Chacha warmi en la construcción de la autonomía indígena

- La democracia comunitaria marcará la diferencia en las autonomías indígenas

- La CONAIOC es un espacio de  coordinación y representación

- Diversos factores obstruyen el futuro de las autonomías indígenas

- La CONAIOC elaborará un Plan Estratégico hasta diciembre de 2012

l

Edición impresa

Descargar PDF 1.44 MB.